El románico de la Llanada Alavesa

La zona de la Llanada Alavesa cuenta en la actualidad con una de mayores concentraciones de edificios con restos románicos de toda Europa. Sólo en la Llanada Oriental se conservan 14 restos por 100km2, lo que corresponde a la densidad de 1 iglesia por cada 7 km2. Es decir, a cada paso, casi en cada aldea, nos topamos con elementos románicos de todo tipo. A veces un simple ventanal, o una portada que ha sobrevivido a las reformas de época moderna, pero en ocasiones nos hallamos ante templos que han conservado buena parte de su estructura original, como Estíbaliz o la ermita de Ayala.

En esta sección hemos hecho una pequeña selección de las obras que nos parecían más representativas del románico de la Llanada Alavesa. De este modo, podemos conocer en un reducido espacio desde sencillas y pintorescas ermitas como la de San Juan de Arrarain hasta piezas clave de nuestro románico como la basílica de Armentia.

Iglesias abiertas digitalmente

La iglesia de Nuestra Señora de la Purificación (Lopidana)

La iglesia de Nuestra Señora de la Purificación (Lopidana)

Situada en la ribera del río Zadorra, a escasos 7 kilómetros de Vitoria-Gasteiz, en la localidad de Lopidana se erige un sorprendente templo de origen románico. Uno de los elementos más destacados de la iglesia de Lopidana es, sin duda, la bóveda sexpartita que cubre la cabecera del templo, aunque aún conserva importantes elementos de la primitiva fábrica románica.

Iglesia de San Esteban de Betoño

Iglesia de San Esteban de Betoño

El concejo de Betoño se encuentra en la actualidad prácticamente integrado dentro del entramado urbano de Vitoria-Gasteiz, municipio al que pertenece. La iglesia conserva elementos de su pasado medieval, como la portada, junto a ampliaciones importantes de época moderna.

Ermita de San Martín de Abendaño de Vitoria-Gasteiz

Ermita de San Martín de Abendaño de Vitoria-Gasteiz

En pleno barrio de San Martín, integrada por completo en el entramado urbano de Vitoria-Gasteiz, se halla ubicada esta ermita medieval dedicada al santo de Tours. Pese a las modificaciones sufridas a lo largo del tiempo, ha conservado buena parte de su estructura medieval y, lo que es más interesante, un conjunto espectacular de pintura gótica.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Lasarte

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Lasarte

Desde Vitoria-Gasteiz hasta el concejo de Lasarte hay un agradable paseo que se puede realizar andando o en bicicleta. Al llegar, nos topamos con una imponente iglesia que nos anuncia que estamos ante una localidad llena de historia. Si bien la mayor parte del edificio es del siglo XVI, conserva unos de los restos románicos más impresionantes de la provincia.

Iglesia de San Andrés Apóstol de Legarda

Iglesia de San Andrés Apóstol de Legarda

Legarda es una localidad cercana a Vitoria-Gasteiz situada en la falda del puerto de Arrato. Además de su inusual torre románica, la iglesia de San Andrés conserva, parcialmente oculto, uno de los conjuntos pictóricos medievales más importantes de Álava.

Ermita de San Pedro de Quilchano

Ermita de San Pedro de Quilchano

Situada en una pequeña colina cercana a Argómaniz, la iglesia de San Pedro de Quilchano, a pesar de su aparente modestia y sencillez, es un gran ejemplo de cómo las iglesias románicas se van adaptando con el paso de los siglos llegando a soluciones sorprendentes en época reciente.

Iglesia de San Vicente de Hueto Abajo

Iglesia de San Vicente de Hueto Abajo

El románico alavés es variado y original en sus formas, creando una cantidad enorme de tipologías y soluciones. El caso de Hueto Abajo ejemplifica a la perfección este espíritu, pues presenta una de las pocas cabeceras poligonales de la provincia con una calidad escultórica y arquitectónica sorprendente.

Iglesia de la Natividad de Hueto Arriba

Iglesia de la Natividad de Hueto Arriba

La zona de los Huetos ha sido un lugar habitado desde épocas remotas por su estratégica ubicación cerca de las vías de tránsito más frecuentadas. El elemento más destacado de esta iglesia es sin duda alguna la pila bautismal, una de las joyas más destacadas del arte medieval alavés.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Alaiza

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Alaiza

En la pequeña localidad de Alaitza se encuentra una de las iglesias más sorprendentes del País Vasco. Desde el exterior lo que podemos ver es un sencillo templo románico con cabecera semicircular con dos naves y pórtico. Sin embargo, la verdadera riqueza se encuentra en su interior, pues contiene un extenso y rico programa de pintura medieval que se ha convertido en un enigma de difícil respuesta.

Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora de Añua

Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora de Añua

El ábside de la iglesia de Añua es uno de los ejemplares de arte medieval más ricos que tenemos en toda la Llanada Alavesa. Pero además es un templo que se reforma en época moderna con aportaciones de gran calidad artística.

Iglesia de San Julián y Santa Basilisa de Oreitia

Iglesia de San Julián y Santa Basilisa de Oreitia

Oreitia se ubica geográficamente en la Llanada Alavesa Occidental, a diez kilómetros de la capital Vitoria-Gasteiz. Como la gran mayoría de los pequeños núcleos urbanos que salpican esta comarca, su historia arranca en los primeros siglos medievales y, con ello, se inicia también la historia de su iglesia.

Ermita de San Juan de Amamio en Araia

Ermita de San Juan de Amamio en Araia

San Juan de Amamio es una preciosa ermita románica del siglo XII que domina el paisaje desde lo alto. Esta pequeña ermita se suele establecer como uno de los ejemplos más elocuentes de lo que sería una iglesia de aldea en los siglos del románico en Álava, puesto que, al haber sido abandonada a los pocos siglos de su creación, no hubo grandes reformas ni remodelaciones que variasen demasiado su aspecto.

Basílica de San Prudencio y San Andrés de Armentia

Basílica de San Prudencio y San Andrés de Armentia

A las afueras de Vitoria-Gasteiz se localiza la basílica de San Prudencio y San Andrés de Armentia, sede del culto a San Prudencio, patrón de Álava. Construida durante el siglo XII como colegiata, tuvo diferentes fases y, en el siglo XVIII, contó con una serie de modificaciones que desdibujaron su aspecto original. A pesar de ello, estamos ante uno de los edificios románicos más interesantes del País Vasco.

Santuario de Nuestra Señora de Estíbaliz

Santuario de Nuestra Señora de Estíbaliz

A lo largo de su historia, el enclave ha tenido diferentes usos y funciones: ha sido tenencia con una fortaleza hoy en día desaparecida, fue concebido como monasterio, tuvo un hospital para peregrinos y viajeros del camino de Santiago, fue ermita de gran devoción y, en sus años de decadencia, allá por el siglo XIX, se convirtió en almacén agrario y casa particular de un vecino de la zona.

Ermita de San Juan de Arrarain de Elburgo

Ermita de San Juan de Arrarain de Elburgo

A las afueras de la localidad de Elburgo, entre campos de cultivo, encontramos la ermita de San Juan. Este edificio es el único resto en pie que testifica la existencia de una antigua aldea, denominada Arrarain, que prosperó en la zona hasta el siglo XIV, momento en el que fue abandonada.

Iglesia de San Román de Ezkerekotxa

Iglesia de San Román de Ezkerekotxa

Ezkerekotxa es una localidad ubicada en el corazón de la Llanada alavesa y atravesada por el camino de Santiago. En la iglesia de San Román encontramos un buen resumen de todas las diferentes épocas históricas que ha atravesado la población.

Iglesia de San Martín de Tours de Gazeo

Iglesia de San Martín de Tours de Gazeo

A la vera del Camino de Santiago alavés a su paso por Gazeo se encuentra la iglesia de San Martín de Tours, una de las joyas del patrimonio alavés con el mejor conjunto de pinturas góticas. Conoce cuál es el significado de esta magnífica obra.

Ermita de Nuestra Señora de Ayala (Alegría-Dulantzi)

Ermita de Nuestra Señora de Ayala (Alegría-Dulantzi)

A apenas un kilómetro de Alegría-Dulantzi se alza la ermita de Nuestra Señora de Ayala, uno de los templos románicos de la Llanada alavesa mejor conservados. Descubre los detalles de sus canecillos y las pinturas del interior.

Share This