Paisajes Sagrados

Desde el siglo IV una serie de conjuntos de cuevas artificiales con usos muy diversos como eremitas, almacenes o necrópolis, se distribuyeron a lo largo del territorio alavés. Estos paisajes sagrados nos invitan a descubrir su engimática historia.

El Paisaje sagrado de Valdegovia

El enclave de Treviño

Valdegovia: Pinedo y Corro

El paisaje Sagrado de Valdegovia

Cuevas de Pinedo y Corro

En pleno valle de Valdegovía y en las inmediaciones del río Omecillo, se excavaron en época altomedieval numerosas cuevas artificiales que han llegado hasta nuestros días en un estado de conservación sorprendente. De todas ellas destacamos los conjuntos de Pinedo y de Corro, habitadas con diversidad de usos desde al menos el siglo VII hasta el siglo XIX. Tradicionalmente se han identificado como espacios de origen eremítico, si bien los restos materiales y el entorno en el que se sitúan posibilitan otras lecturas quizá más completas.

Treviño:

Las Gobas y Santorkaria

El paisaje Sagrado de Treviño

Cuevas de Santorkaria y Las Gobas

A lo largo del enclave de Treviño nos encontramos con un territorio que alberga un conjunto de eremitorios, necrópolis y cuevas. Es allí donde podemos descubrir las cuevas artificiales de Las Gobas y Santorkaria, un conjunto complejo que nos invita a explorar y conocer el fenómeno eremítico así como también los posibles diversos usos que tuvieron estos espacios a lo largo de los siglos, como viviendas, almaces, espacios sagrados y necrópolis.

Share This