El anillo románico de Vitoria-Gasteiz

Vitoria-Gasteiz cuenta con un famoso «Anillo verde» que recorre el perímetro de la ciudad a través de parques, vías verdes y espacios en los que la naturaleza se adentra en los límites de sus barrios. La expansión de la ciudad ha hecho que muchas de las antiguas aldeas cercanas a la villa medieval de Vitoria hayan quedado prácticamente absorvidas por la empansión moderna de la urbe.

La mayor parte de estas aldeas han conservado parte de su caserío tradicional y, también, sus iglesias parroquiales, creando entornos singulares en los que la naturaleza, el campo y el patrimonio se funden de forma sorprendente.

En esta ruta del «Anillo románico de Vitoria-Gasteiz» conoceremos algunas de estas iglesias que, además, han sabido conservar parte de sus construcciones románicas. De este modo, aprovechando el anillo verde o las vías verdes que circundan la ciudad alavesa, podremos visitar iglesias de gran interés dando un sencillo paseo caminando o en bicicleta.

Iglesias abiertas digitalmente

La iglesia de Nuestra Señora de la Purificación (Lopidana)

La iglesia de Nuestra Señora de la Purificación (Lopidana)

Situada en la ribera del río Zadorra, a escasos 7 kilómetros de Vitoria-Gasteiz, en la localidad de Lopidana se erige un sorprendente templo de origen románico. Uno de los elementos más destacados de la iglesia de Lopidana es, sin duda, la bóveda sexpartita que cubre la cabecera del templo, aunque aún conserva importantes elementos de la primitiva fábrica románica.

Iglesia de San Esteban de Betoño

Iglesia de San Esteban de Betoño

El concejo de Betoño se encuentra en la actualidad prácticamente integrado dentro del entramado urbano de Vitoria-Gasteiz, municipio al que pertenece. La iglesia conserva elementos de su pasado medieval, como la portada, junto a ampliaciones importantes de época moderna.

Iglesia de San Esteban Protomártir de Durana

Iglesia de San Esteban Protomártir de Durana

El templo que contemplamos hoy día es un magnífico edificio de finales del siglo XII que, con el paso del tiempo, vivió importantes reformas y añadidos de gran calidad. Se trata de una iglesia sencilla en la que, sin embargo, podemos contemplar una de las portadas románicas más ricas de toda la provincia.

Ermita de San Martín de Abendaño de Vitoria-Gasteiz

Ermita de San Martín de Abendaño de Vitoria-Gasteiz

En pleno barrio de San Martín, integrada por completo en el entramado urbano de Vitoria-Gasteiz, se halla ubicada esta ermita medieval dedicada al santo de Tours. Pese a las modificaciones sufridas a lo largo del tiempo, ha conservado buena parte de su estructura medieval y, lo que es más interesante, un conjunto espectacular de pintura gótica.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Lasarte

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Lasarte

Desde Vitoria-Gasteiz hasta el concejo de Lasarte hay un agradable paseo que se puede realizar andando o en bicicleta. Al llegar, nos topamos con una imponente iglesia que nos anuncia que estamos ante una localidad llena de historia. Si bien la mayor parte del edificio es del siglo XVI, conserva unos de los restos románicos más impresionantes de la provincia.

Iglesia de San Pedro de Gardélegui

Iglesia de San Pedro de Gardélegui

Dentro del territorio municipal de Vitoria-Gasteiz, Gardélegui se nos presenta como un pequeño pueblo que atesora una iglesia de origen medieval. Además, en su interior conserva unas interesantes pinturas de época moderna aparecidas recientemente.

Iglesia de San Pedro Apóstol de Monasterioguren

Iglesia de San Pedro Apóstol de Monasterioguren

Situada a 7 kilómetros del centro de Vitoria-Gasteiz, la iglesia de San Pedro Apóstol de Monasterioguren se nos presenta como una de las iglesias más completas del románico de la Llanada, ya que, junto al templo, se sigue manteniendo en la actualidad la torre y su pórtico de época gótica.

Basílica de San Prudencio y San Andrés de Armentia

Basílica de San Prudencio y San Andrés de Armentia

A las afueras de Vitoria-Gasteiz se localiza la basílica de San Prudencio y San Andrés de Armentia, sede del culto a San Prudencio, patrón de Álava. Construida durante el siglo XII como colegiata, tuvo diferentes fases y, en el siglo XVIII, contó con una serie de modificaciones que desdibujaron su aspecto original. A pesar de ello, estamos ante uno de los edificios románicos más interesantes del País Vasco.

Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora de Arkaia

Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora de Arkaia

A escasos metros de las termas romanas, vestigio más antiguo de la población de Arkaia, encontramos la iglesia parroquial de la Natividad. Los abundantes (aunque a veces ocultos) restos románicos que salpican todo el edificio permiten hacernos una idea de su aspecto en la Edad Media.

Share This