El color de la historia

El pasado está lleno de color. Frente al imaginario de un patrimonio medieval de piedra y frío, la historia nos cuenta que la realidad fue muy distinta. Las iglesias se decoraban con técnicas pictóricas y motivos que irán variando a lo largo del tiempo, pero siempre conservando un mismo espíritu: un edificio no se daba por concluido hasta que se le aplicaba el «acabado» pictórico.

Desde las sencillas pinturas en almagre del siglo XII hasta el esplendor cromático del Renacimiento más luminoso, Álava cuenta con una colección de iglesias pintadas sorprendente y, sobre todo, muy desconocida.

En este apartado de Ondare Irekia | Patrimonio Abierto iremos incorporando poco a poco nuevas fichas dando a conocer la importancia que tuvieron la luz y el color en nuestro patrimonio.

Iglesias abiertas digitalmente

Iglesia de San Esteban de Betoño

Iglesia de San Esteban de Betoño

El concejo de Betoño se encuentra en la actualidad prácticamente integrado dentro del entramado urbano de Vitoria-Gasteiz, municipio al que pertenece. La iglesia conserva elementos de su pasado medieval, como la portada, junto a ampliaciones importantes de época moderna.

Iglesia de San Andrés Apóstol de Legarda

Iglesia de San Andrés Apóstol de Legarda

Legarda es una localidad cercana a Vitoria-Gasteiz situada en la falda del puerto de Arrato. Además de su inusual torre románica, la iglesia de San Andrés conserva, parcialmente oculto, uno de los conjuntos pictóricos medievales más importantes de Álava.

Ermita de San Pedro de Quilchano

Ermita de San Pedro de Quilchano

Situada en una pequeña colina cercana a Argómaniz, la iglesia de San Pedro de Quilchano, a pesar de su aparente modestia y sencillez, es un gran ejemplo de cómo las iglesias románicas se van adaptando con el paso de los siglos llegando a soluciones sorprendentes en época reciente.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Alaiza

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Alaiza

En la pequeña localidad de Alaitza se encuentra una de las iglesias más sorprendentes del País Vasco. Desde el exterior lo que podemos ver es un sencillo templo románico con cabecera semicircular con dos naves y pórtico. Sin embargo, la verdadera riqueza se encuentra en su interior, pues contiene un extenso y rico programa de pintura medieval que se ha convertido en un enigma de difícil respuesta.

Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora de Añua

Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora de Añua

El ábside de la iglesia de Añua es uno de los ejemplares de arte medieval más ricos que tenemos en toda la Llanada Alavesa. Pero además es un templo que se reforma en época moderna con aportaciones de gran calidad artística.

Iglesia de San Pedro de Gardélegui

Iglesia de San Pedro de Gardélegui

Dentro del territorio municipal de Vitoria-Gasteiz, Gardélegui se nos presenta como un pequeño pueblo que atesora una iglesia de origen medieval. Además, en su interior conserva unas interesantes pinturas de época moderna aparecidas recientemente.

Iglesia de San Martín de Tours de Gazeo

Iglesia de San Martín de Tours de Gazeo

A la vera del Camino de Santiago alavés a su paso por Gazeo se encuentra la iglesia de San Martín de Tours, una de las joyas del patrimonio alavés con el mejor conjunto de pinturas góticas. Conoce cuál es el significado de esta magnífica obra.

Ermita de Nuestra Señora de Ayala (Alegría-Dulantzi)

Ermita de Nuestra Señora de Ayala (Alegría-Dulantzi)

A apenas un kilómetro de Alegría-Dulantzi se alza la ermita de Nuestra Señora de Ayala, uno de los templos románicos de la Llanada alavesa mejor conservados. Descubre los detalles de sus canecillos y las pinturas del interior.

Share This